Derecho de un maltratador a cobrar la pensión de viudedad por haberse casado con ella posteriormente TSJ Madrid, Sala de lo Social, Sentencia 20 Diciembre 2019


Aunque fuera condenado como autor de un delito de lesiones contra su pareja, posteriormente contrajeron matrimonio, matrimonio vigente al tiempo del óbito por lo que en el caso no se puede invocar que la reconciliación no fuera formalizada.

TSJ Madrid, Sala de lo Social, Sentencia 1039/2019, 20 Dic. Rec. 543/2019 (LA LEY 243023/2019)

Aunque el demandante fue condenado como autor de un delito de lesiones, habiendo sido la víctima la causante, con posterioridad contrajeron matrimonio, sin que conste procedimiento alguno de separación, lo que enerva el requisito de la reconciliación, pues fue constante matrimonio cuando fallece la esposa, por lo que aquel tiene derecho a lucrar la pensión de viudedad.

Aclara la Sala el alcance de la “reconciliación”, y entiende por su ubicación en el capítulo VII dedicado a la separación, y al disponerse que “la reconciliación pone término al procedimiento de separación y deja sin efecto ulterior lo resuelto en él”, y aunque se exija ponerlo en conocimiento del Juez, en el caso se está ante un matrimonio vigente; dicho de otro modo, la figura de la reconciliación de los cónyuges está prevista para los que estuvieran inmersos en un procedimiento de separación.

Aunque fuera condenado el demandante como autor de un delito de lesiones contra su pareja, posteriormente contrajeron matrimonio, matrimonio vigente al tiempo del óbito por lo que en el caso no se puede invocar que la reconciliación no fuera formalizada en los términos exigidos por el artículo 84 del Código Civil (LA LEY 1/1889).

Estima la Sala que el iter de los hechos revela que la reconciliación lo fue tras la condena por malos tratos; la reconciliación existió pues dos años y medio después de la condena contrajeron matrimonio y un año después tuvieron un hijo en común, por lo que se dan los requisitos para lucrar la pensión de viudedad.

Related Posts

Mercantil, civil y administrativo Ventajas de la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva (SLFS) ¿Quieres crear una sociedad? ¿No tienes capital mínimo suficiente como para constituir una Sociedad Limitada (SL)? Si estás seguro de tu proyecto, pero no tienes un capital mínimo de 3.000 euros como para constituir una Sociedad Limitada (SL) desde el comienzo de tu emprendimiento, existe una alternativa para la creación de una sociedad de capital. Se trata de la denominada «Sociedad Limitada de Formación Sucesiva (SLFS)» que tendrá carácter mercantil y personalidad jurídica propia. No tendrás que aportar un capital mínimo de 3.000 euros como se exige para la constitución de las Sociedades de Responsabilidad Limitada (SL), si no que podrás desembolsarlo poco a poco hasta alcanzar esa cantidad, de manera que, alcanzada esa cifra, la sociedad perderá la calificación de formación sucesiva pasando a ser Sociedad de Responsabilidad Limitada. Es una modalidad de sociedad apropiada para la constitución de pequeña y mediana empresa (PYMES), con la que se gozará de libertad para su denominación social. Mantiene múltiples ventajas para los socios que tienen plena libertad para la formulación de pactos y acuerdos con la posibilidad de aportar el capital en bienes o dinero sin que exista un porcentaje mínimo ni máximo de capital por socio. Además, la responsabilidad será siempre limitada al capital aportado, salvo que, llegado el caso de liquidación, si el patrimonio de la sociedad fuera insuficiente para atender al pago de las obligaciones, la responsabilidad deviene solidaria entre socios y administradores en la cifra de capital mínimo exigida por Ley, es decir, 3.000 euros.

Leave a Reply

Recent Articles

Mercantil, civil y administrativo Ventajas de la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva (SLFS) ¿Quieres crear una sociedad? ¿No tienes capital mínimo suficiente como para constituir una Sociedad Limitada (SL)? Si estás seguro de tu proyecto, pero no tienes un capital mínimo de 3.000 euros como para constituir una Sociedad Limitada (SL) desde el comienzo de tu emprendimiento, existe una alternativa para la creación de una sociedad de capital. Se trata de la denominada «Sociedad Limitada de Formación Sucesiva (SLFS)» que tendrá carácter mercantil y personalidad jurídica propia. No tendrás que aportar un capital mínimo de 3.000 euros como se exige para la constitución de las Sociedades de Responsabilidad Limitada (SL), si no que podrás desembolsarlo poco a poco hasta alcanzar esa cantidad, de manera que, alcanzada esa cifra, la sociedad perderá la calificación de formación sucesiva pasando a ser Sociedad de Responsabilidad Limitada. Es una modalidad de sociedad apropiada para la constitución de pequeña y mediana empresa (PYMES), con la que se gozará de libertad para su denominación social. Mantiene múltiples ventajas para los socios que tienen plena libertad para la formulación de pactos y acuerdos con la posibilidad de aportar el capital en bienes o dinero sin que exista un porcentaje mínimo ni máximo de capital por socio. Además, la responsabilidad será siempre limitada al capital aportado, salvo que, llegado el caso de liquidación, si el patrimonio de la sociedad fuera insuficiente para atender al pago de las obligaciones, la responsabilidad deviene solidaria entre socios y administradores en la cifra de capital mínimo exigida por Ley, es decir, 3.000 euros.
19 septiembre 2020
La Agencia Tributaria lanza dos asistentes virtuales de gestión de deudas, ¿para qué sirven?
4 septiembre 2020
Sentencia sin precedentes en Italia: los hijos deberán “obligatoriamente” encontrar trabajo al final de los estudios
28 agosto 2020

Text Widget

Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Donec sed odio dui. Etiam porta sem malesuada.