La Agencia Tributaria lanza dos asistentes virtuales de gestión de deudas, ¿para qué sirven?

Para facilitar al máximo a los ciudadanos la información y la asistencia en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, la Agencia Tributaria ha desarrollado dos nuevos servicios de ayuda sobre deudas, disponibles en el apartado Herramientas de Recaudación, dentro del banner Herramientas de asistencia virtual.

El uso de la tecnología y el manejo de grandes bases de datos no solo se ha convertido en una herramienta de mejora de la supervisión del fisco sino que la Agencia Tributaria está apostando este año por ponerla al servicio del contribuyente.

Así, tras poner en marcha por primera vez las inspecciones fiscales por videoconferencia, compartir la información tributaria con las empresas sujetas a Sociedades y mientras ultima un mostrador digital para la gestión del IVA, la Agencia Tributaria ha lanzado este viernes dos nuevos asistentes virtuales para la gestión de las deudas tributarias.

En concreto, el fisco pone a disposición de los ciudadanos dos herramientas de asistencia en la recaudación, disponibles 24 horas al día y 365 días al año, facilitando información sobre plazos, aplazamientos e intereses.

La primera de las aplicaciones, la “Calculadora de plazos de pago”, permite al contribuyente realizar consultas personalizadas sobre la fecha límite que tiene para hacer frente al pago de deudas tributarias y no tributarias dependientes del fisco.

El ciudadano podrá consultar así, de forma digital y sin necesidad de desplazarse o ser atendido telefónicamente, la situación de su deuda, los plazos de vencimiento, el tiempo que aún le resta, si es el caso, y posibles actuaciones que puedan derivarse de la misma o su fecha de inicio.

La segunda de las herramientas, la “Calculadora de intereses y aplazamientos”, permite al contribuyente conocer los intereses legales y de demora aplicables a las deudas, tributarias o no, favorables al ciudadano o al fisco, o a los aplazamientos y fraccionamientos. Los detalles, además, se desglosan por días.

De esta forma los ciudadanos podrán calcular fácilmente las cuantías que son aplicables en concepto de intereses a las deudas durante el periodo o periodos que resulten exigibles, así como conocer el interés concreto que ha sido aplicado y su desglose por días.

Fuente: Cinco Días y Agencia Tributaria.

Previous PostNext Post

Related Posts

Mercantil, civil y administrativo Ventajas de la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva (SLFS) ¿Quieres crear una sociedad? ¿No tienes capital mínimo suficiente como para constituir una Sociedad Limitada (SL)? Si estás seguro de tu proyecto, pero no tienes un capital mínimo de 3.000 euros como para constituir una Sociedad Limitada (SL) desde el comienzo de tu emprendimiento, existe una alternativa para la creación de una sociedad de capital. Se trata de la denominada «Sociedad Limitada de Formación Sucesiva (SLFS)» que tendrá carácter mercantil y personalidad jurídica propia. No tendrás que aportar un capital mínimo de 3.000 euros como se exige para la constitución de las Sociedades de Responsabilidad Limitada (SL), si no que podrás desembolsarlo poco a poco hasta alcanzar esa cantidad, de manera que, alcanzada esa cifra, la sociedad perderá la calificación de formación sucesiva pasando a ser Sociedad de Responsabilidad Limitada. Es una modalidad de sociedad apropiada para la constitución de pequeña y mediana empresa (PYMES), con la que se gozará de libertad para su denominación social. Mantiene múltiples ventajas para los socios que tienen plena libertad para la formulación de pactos y acuerdos con la posibilidad de aportar el capital en bienes o dinero sin que exista un porcentaje mínimo ni máximo de capital por socio. Además, la responsabilidad será siempre limitada al capital aportado, salvo que, llegado el caso de liquidación, si el patrimonio de la sociedad fuera insuficiente para atender al pago de las obligaciones, la responsabilidad deviene solidaria entre socios y administradores en la cifra de capital mínimo exigida por Ley, es decir, 3.000 euros.

Leave a Reply

Recent Articles

Mercantil, civil y administrativo Ventajas de la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva (SLFS) ¿Quieres crear una sociedad? ¿No tienes capital mínimo suficiente como para constituir una Sociedad Limitada (SL)? Si estás seguro de tu proyecto, pero no tienes un capital mínimo de 3.000 euros como para constituir una Sociedad Limitada (SL) desde el comienzo de tu emprendimiento, existe una alternativa para la creación de una sociedad de capital. Se trata de la denominada «Sociedad Limitada de Formación Sucesiva (SLFS)» que tendrá carácter mercantil y personalidad jurídica propia. No tendrás que aportar un capital mínimo de 3.000 euros como se exige para la constitución de las Sociedades de Responsabilidad Limitada (SL), si no que podrás desembolsarlo poco a poco hasta alcanzar esa cantidad, de manera que, alcanzada esa cifra, la sociedad perderá la calificación de formación sucesiva pasando a ser Sociedad de Responsabilidad Limitada. Es una modalidad de sociedad apropiada para la constitución de pequeña y mediana empresa (PYMES), con la que se gozará de libertad para su denominación social. Mantiene múltiples ventajas para los socios que tienen plena libertad para la formulación de pactos y acuerdos con la posibilidad de aportar el capital en bienes o dinero sin que exista un porcentaje mínimo ni máximo de capital por socio. Además, la responsabilidad será siempre limitada al capital aportado, salvo que, llegado el caso de liquidación, si el patrimonio de la sociedad fuera insuficiente para atender al pago de las obligaciones, la responsabilidad deviene solidaria entre socios y administradores en la cifra de capital mínimo exigida por Ley, es decir, 3.000 euros.
19 septiembre 2020
Sentencia sin precedentes en Italia: los hijos deberán “obligatoriamente” encontrar trabajo al final de los estudios
28 agosto 2020
Extinguida la pensión compensatoria, ¿desde cuándo deben devolverse las cantidades cobradas indebidamente?
24 agosto 2020

Text Widget

Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Donec sed odio dui. Etiam porta sem malesuada.